EL CENTRO SIMÓN I. PATIÑO CREA UN LABORATORIO DE ANIMACIÓN

SU INTENCIÓN ES HACER DE LA ANIMACIÓN UN CAMPO PROFESIONAL EN BOLIVIA

Miércoles 17 de Agosto de 2017 a las 21:00


En el tercer piso del Centro Simón I. Patiño se pone en marcha, desde hoy, un espacio que permitirá la creación de dibujos animados, videojuegos, animación 3D y todo lo que la creatividad de los dibujantes que trabajen allí puedan generar a través del equipamiento especializado instalado en el lugar.

Se trata de un laboratorio de animación digital que cuenta con 10 computadoras equipadas con programas de software libre y de tabletas digitalizadoras Wacom, donde se podrán desarrollar proyectos de animación y cursos relacionados con los nuevos soportes digitales.

La implementación de este espacio forma parte de un proyecto institucional orientado a que los dibujantes cuenten con la formación y los recursos necesarios para profesionalizar el oficio. Es por eso que el centro también impulsa un curso de dos años de narrativa gráfica que tendrá a sus primeros graduados a fin de año.

Esos estudiantes serán los primeros en hacer uso del laboratorio. “Ahora, los chicos que han estado dibujando con papel y lápiz van a aprender a usar esos recursos y dibujar directamente en la computadora”, explicó Isabel Collazos, coordinadora general del Simón I. Patiño.

Collazos indicó también que el centro tiene firmado un convenio con la Facultad de Ciencias del Hábitat, Diseño y Arte de la Gabriel René Moreno para que ese curso pueda ser reconocido y certificado por la universidad y los participantes reciban el título de técnico auxiliar o técnico medio.

“Creemos que no es solo un hobbie, sino que puede ser una profesión, mucho más ahora que la imagen es tan importante en el marketing, la publicidad y en otros usos comerciales”, dijo la coordinadora del Patiño.

“Lo bueno es que el talento de muchos jóvenes que participan del curso y de las otras actividades relacionadas con el dibujo superó nuestras expectativas. Hay chicos con una calidad de dibujos increíble. Es a ellos a los que estamos guiando para que sean buenos narradores y no solo sepan dibujar, sino también aprendan a contar historias”, comentó Andrés Ibáñez, coordinador de este nuevo salón y del Café Cómic, espacio de la misma institución.

Ibáñez indicó que la producción de los dibujantes cruceños está por despegar y este laboratorio de animación digital contribuirá a que se desarrollen nuevas y originales propuestas.

FUENTE